Las habitaciones de hotel tienen incluido el servicio de desayuno y la limpieza diaria.

Los apartamentos son independientes al hotel, tienen guarda-esquís propio para cada uno de ellos y no tienen servicio de limpieza diaria. 

Para los apartamentos, el día de llegada se recoge la llave en la recepción del hotel, se realiza el pago del apartamento y se deja una fianza. El último día se revisa el apartamento y estando todo en las mismas condiciones se devuelve la fianza.